Santeria artesanal en Capital Federal

Santeria artesanal, articulos religiosos creados artesanalmente, artesanias para templos, velas artesanales

expand_more

<. Santeria Argentina La Botica Milagrosa

www.laboticamilagrosa.com.ar/
Capital Federal
Top/Artesania/Santerias/
Santerias, de buenos aires, ventas por mayor y menor. <. santeria argentina la botica milagrosa. Somos una empresa líder en latinoamérica dedicada a la venta de productos para santerías.. ventas al por mayor y menor. estamos ubicados en buenos aires . argentina. consulte nuestro extenso catálogo de productos y las novedades y ofertas.. tenemos toda una amplia variedad de artículos , aceites, velas, velones, fluidos, hierbas, sahumerios, lociones, moldes para velas y jabones; etc
www.lanteriano.com.ar
Capital Federal
Top/Artesania/Santerias/
La congregación de los oblatos de la virgen maría es un instituto religioso compuesto por sacerdotes y hermanos coadjutores. ellos, llamados por el espíritu santo, se entregan totalmente al padre haciendo los votos de pobreza, castidad y obediencia siguiendo a jesús bajo la guía de maría. viven en comunidades y se dedica al servicio del reino de dios en el espíritu y el carisma de su fundador. la congregación fue fundada por le padre pío bruno lanteri, en 1816 en pinerolo, provincia de turín (italia) y fue aprobada por el papa león xii en 1826. la fiesta patronal de la congregación es el día 12 de septiembre en el que se celebra el dulce nombre de maría. los oblatos, en cada acción, tienen. siempre a jesús ante sus ojos como su compañero y modelo. para realizar su vida de consagración a dios, los oblatos se confían a maría santísima, su principal fundadora y maestra. como ella presentó a cristo al padre así ellos se ofrecen totalmente a dios por las manos de la virgen maría y hacia ella nutren una devoción especial, tierna y filial. oblato quiere decir: ?ofrecido a dios por las manos de la virgen?. nuestro carisma. la misión de los oblatos, atentos a los signos de los tiempos, es: atender, con todo empeño, a la santificación del pueblo de dios, guiando los ejercicios espirituales de san ignacio de loyola, como misiones populares o como retiros cerrados o en la vida diaria. colaborar creativamente con los sacerdotes de las diócesis en donde viven. divulgar y sostener la verdad de la fe y los valores morales, tratando de corregir los errores que atacan al magisterio de la iglesia y a las buenas costumbres. promover la buena prensa y los medios de comunicación social. favorecer el apostolado misionero, en todos sus ámbitos. formar y animar laicos que quieran comprometerse en animar evangélicamente la realidad en donde viven. los oblatos de la virgen maría hacen concreta su misión en la iglesia en parroquias, colegios, residencias universitarias, casas de espiritualidad y lugares de misión. la raíz evangélica de nuestro carisma. son miles los aspectos de los cuales tenemos necesidad de conversión, no hay dudas. los invito a focalizar la atención sobre una dimensión esencial de nuestro carisma, quizás la que lo expresa más radicalmente: el servicio de la palabra. cuando nos preguntamos sobre nuestra identidad ?y no por un lujo académico, sino por una cuestión de vitalidad eclesial- no nos basta con hacer una lista de nuestras actividades, menos todavía de los lugares donde trabajamos. es necesario, en cambio, especificar la misión donde encontramos el significado de todo nuestro ser religioso y de nuestras actividades. es la misión la que determina las modalidades particulares de nuestra oración, de nuestro vivir juntos, de nuestro modo de vivir los votos. pues no hay duda que, el carisma lanteriano, en medio a todas sus concreciones históricas, es un carisma de evangelización, de anuncio de la buena noticia, de servicio de la palabra. siguiendo a cristo, imitado sobre todo en su vida pública, ponemos nuestra palabra al servicio del evangelio. predicar, formar, guiar espiritualmente, escribir, rezar y hacer rezar, animar grupos, son todas actividades que ponen en juego la palabra. en este sentido, la palabra, como don y como deber, se encuentra en el corazón de la misión confiada a nosotros por la iglesia. ?cada uno viva según la gracia recibida, poniéndola al servicio de los demás, como buenos administradores de la multiforme gracia de dios. el que habla, que lo haga con las palabras de dios; el que hace un oficio, que lo haga con la energía recibidas de dios. (1º pe. 4,10.11) fragmento de la carta que, el rector mayor, p. patrice véraquin, o.m.v. enviara a todos los oblatos con ocasión de la fiestas del dulce nombre de maría del año 1999